La Hermandad de la Lanzada por la Plaza del Salvador. Miércoles Santo. Semana Santa Sevilla 2019

La Hermandad de la Lanzada por la Plaza del Salvador el Miércoles Santo de la Semana Santa de Sevilla 2019, a los sones de la Banda de las Tres Caídas de Triana y Banda de Las Cigarreras.

Vídeo por El Llamador Sevillano

 


 

Santísimo Cristo de La Lanzada.

El Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada, es una obra realizada por el escultor Antonio Illanes Rodríguez, en el año 1929. Se trata de la primera gran obra de este imaginero para la Semana Santa sevillana, puesto que aún en aquellas fechas se encontraba cursando estudios en la Escuela de Bellas Artes, en el hoy Museo del mismo nombre.

La imagen, mide 1,67 m. de altura y fue realizada en pino de Flandes. Se bendijo el 12 de marzo de 1929 en la Iglesia de San Gregorio, por entonces sede de nuestra corporación.

Ha sido objeto a lo largo de la historia de 2 restauraciones: una en el año 1957, practicada por el Profesor Escamilla, y la segunda en el año 1981 por parte de D. José Rodríguez Rivero-Carrera que le imprimió además la policromía que vemos en nuestros días, siendo la original obra de D. Manuel González Santos.

La hermandad celebró con diversos actos tanto el 50 como el 75 aniversario de la hechura de la imagen. En el primero de ellos, en 1979 el Santísimo Cristo procesionó extraordinariamente en el paso de la Virgen del Buen Fin desde la Iglesia de San Gregorio (en donde se celebró aquel año el Solemne Quinario en su honor) hasta nuestra sede, la Iglesia de San Martín. En el segundo aniversario, celebrado en el año 2004, realizó un Vía Crucis especial visitando el Museo de Bellas Artes lugar en el que se talló la imagen, como se citó anteriormente.

Como curiosidad diremos que la imagen participó en la Exposición Iberoamericana celebrada en nuestra ciudad en el año 1929, exponiéndose en el Pabellón de Bellas Artes y Artes Decorativas.

 

María Santísima del Buen Fin.

La imagen de María Santísima del Buen Fin fue tallada en el año 1810 por el escultor Juan de Astorga, siendo promovido su encargo por el entonces mayordomo de la corporación D. Marcos Valcárcel. La talla mide 1.60 metros y tiene la particularidad de tener su cara moldeada a modo de mascarilla de papelón ensamblada a un cráneo, siendo su busto de madera de cedro. Se pagó por ella la cantidad de 850 reales, encargándose junto a otros trabajos para la hermandad. La imagen ha tenido diversas restauraciones, siendo quizás la más importante la practicada por D. Manuel Escamilla en el año 1957, en la que se le añadió un pequeño frunce al entrecejo variando ligeramente su expresión.

La actual imagen de la Virgen del Buen Fin sustituye a la anterior, encargada en el año 1670 y que fue destruida por los franceses en el asalto a la Parroquia de San Basilio, sede por entonces de la corporación.

Conserva la policromía original efectuada por Joaquín de la Peña en el año de su ejecución. A pesar de que en numerosas épocas la imagen ha formado parte del conjunto escultural del paso de misterio, desde el año 1973 sale ininterrumpidamente en su paso de palio, diseñado por Luis Jiménez Espinosa de los Monteros. Conserva entre sus enseres la que se considera la saya más antigua de la Semana Santa sevillana, ejecutada por Concepción León en el año 1852. En el año 2006 le fue impuesta una nueva corona de plata sobredorada realizada por el taller de Ramón León y que luce en su salida procesional, sustituyendo a la anterior, de metal sobredorado ejecutada en el año 1955 por Rangel.

Entre los años 2009 y 2010 la hermandad celebró los 200 años de la hechura de la Titular, cuyos actos culminaron el día 15 de mayo de 2010 con la salida extraordinaria de la Dolorosa en su paso de palio, desde la Capilla de la Hermandad de los Servitas, anexa a la Parroquia de San Marcos lugar en la que fue bendecida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *